Ir al contenido principal

Yocasta cobarde

image Es muy fácil pedirle a alguien contar un chisme, un rumor o la verdad, y para muchas personas es fácil soltar lo que saben; pero no para mí. Irónicamente, la cura para alejarme del trauma es, según la psicóloga, sólo cuestión de desahogarme. Claro, es muy fácil decirle a cualquiera qué debe hacer. Sobre todo para los médicos, no deben cambiar su vida, y así para cualquiera es sencillo. Un doctor dijo la necesidad de unas pastillas para controlar la atención, y otras cosas que no quiero nombrar. Pero es muy complicado tomarlas si olvido cuándo debo hacerlo, cuáles debo tomar, para qué sirve cada una y todas esas cosas y palabras con las que un médico explica lo que va a pasar como si supiéramos qué significan todos esos términos o los efectos de no hacerlo. Y, encima, espera comprensión.

Los médicos no son los únicos que quieren comprensión, también los amigos, los de la escuela, los del trabajo, los superiores, los padres y un largo etcétera en el cual me incluyo. Pero yo sí me mido bien, no como mi mejor amigo. Cuando iba con él me dijo que debía calmarme, tomar las pastillas, irme platicandotranquilo, reflexionar y entender las consecuencias de mi estilo de vida y sí, digo, los amigos siempre se preocupan por nuestro bien, pero no me entendía. Además, siempre quería hablar hasta el cansancio sobre los problemas con su novia, sus vicios y todo el tiempo tenía que escuchar sus aventuras con excesos asquerosos y detalles vomitivos. Y me pedía reflexividad. Pero no es nadie para meterse con mis decisiones ni con mi vida, al final siempre es cada quién, ¿no? Pues sí, cada quien puede hacer de su culo un papalote y volarlo cómo le venga en gana y quien no respete eso se aguanta a lo que pase. Sí, así es; estoy seguro. Tan seguro como lo estoy de poder decidir mi vida y por eso hice bien al no escuchar a mi mamá cuando decía qué hacer y qué no.

Mi mamá repetía mucho cuánto importa el ejercicio y distraerme de mi ocio, pero él es la mejor fuente de inspiración; quita la monotonía a todo y ya no necesito más. Pero ella dice que sí. Si yo supiera dónde está mi papá, tal vez le preguntaría su opinión y tal vez me daría la razón. No lo sé, mi mamá siempre hablaba de nuestro gran parecido de ideas. A mí realmente me importa un carajo si es así o no. Me conozco y sé que no haría eso a dia de no fumar un hijo ni lo dejaría solo con su madre. Eso jamás. Y bueno, no estoy tan seguro de ese “jamás”. Por ejemplo, yo había dicho que jamás fumaría y diario quemo diez; también, después de mi primera noche ebrio, juré y volví a jurar jamás tomar de nuevo. Y hasta hace poco algunos me llamaban alcohólico, aunque el alcohol no fuera el único culpable de mi locura. Pero creo que tenían algo de razón, igualito que mi mamá. Ella dice que tengo problemas serios. Estoy harto de que me lo repita y no se canse, ella no se cansa nunca.

Desde chico ya me llamaba lacra y decía que hijo de tigre pintito, bueno-para-nada, inútil, peor-es-nada, desperdicio, borracho, loco, edipo-ingrespendejo y otro largo etcétera vomitado a cada enojo suyo cuando fallaba en hacer todo tan exactamente como ella quería. Le pedía que se alejara y no lo hacía. Por eso me alejé de ella y de la escuela. Recuerdo cuando en la escuela me dejaron leer el mito de Edipo y averiguar sobre la inevitabilidad del destino, el acertijo, y todo eso. Un día que lo leía conocí a Pamela. Hablábamos de eso y ella me enseñó que una mujer busca un hombre como su padre y un hombre busca una mujer como su madre. Ah, también me contó del complejo de Edipo, pero con mi madre es imposible comprenderlo, a la fecha no lo hago.

Tampoco comprendo por qué importa tanto la escuela cuando enseñan tan pocas cosas realmente importantes. No estaba seguro de nada de eso hasta que conocí a Pamela psicologopoco antes de salir de la escuela. Ella era maternal, linda, preocupada, interesada, chistosa, lista, alegre, sociable y muchos otros adjetivos que provocaban un gran contraste entre ambos; me alejaba más de querer a alguien como mi mamá. Es una lástima que su personalidad no fuese fuerte y acabara por imitar a mi mamá. Es que iba muy seguido a la casa pues rogaba que fuéramos para entenderme y ayudarme; por eso regresé a casa. Pero entendió poco y escuchó tanto de la boca de mi madre que dejó de verme como víctima. Poco a poco la vi mezclarse, fundirse y confundirse con mi mamá. Dejó de ser mi musa, mi sueño y mi Beatriz. No lo noté hasta un día en mi cuarto. Estábamos solos una noche que me fue a dejar, ebrios como tantas veces. No estaba en mis cinco sentidos, ni ella. La calentura se aprovechó del alcohol y nosotros de la cama y todo estuvo bien. Sólo que, después del trance, caí y rompí algo, no recuerdo bien qué la lastimó pero ella se enojó, se enojó mucho. Y me empezó a regañar como mi mamá, y a ver como ella, y hablar como ella y a regañar como ella y a odiar como ella. En ese momento tuve una epifanía: yo fui Edipo y Pamela la Yocasta ignorante de su pecado, la Yocasta que odié y no se atrevió a hacer lo que debía.

divan Espero que la psicóloga tenga razón y el desahogo me ayude para así, tal vez, un día detallar cómo asfixié a Pamela. Quizá hasta diga cuánto disfruté exprimir el último aullido de mamá metido en la garganta de Pamela. Así, tal vez, un día puedan entenderme y entender por qué hube de ayudar a esa Yocasta.

Comentarios

MedGeek dijo…
Una de tus historias que más me ha gustado, me encanta al variedad que le damos al mes con tus historias gracias por seguir apoyando a 1BFA.
G. Shumway dijo…
¡Qué lindo! BTW. Me gustó la imágen del cenicero.
Démian Rojas dijo…
Que buena historia!!! Caray y fue un gran final...algo oscuro... pero eso lo hace simplemente genial

Entradas más populares de este blog

Cómo ir a imprimir a Lumen/Office Depot/Office Max y no morir en el intento

A todos nos ha pasado que debido a problemas técnicos con la impresora que tenemos en casa, debemos de recurrir a cualquiera de estos lugares para imprimir lo que necesitamos. Para nosotros los diseñadores, nuestras visitas son mas frecuentes ya que la mayoría de nuestros proyectos necesitan ser impresos en papel de diferente calidad o en un tamaño diferente al tamaño carta. Desafortunadamente, parece ser que el requisito para trabajar en cualquiera de estos lugares, la ineptitud es un requisito. Gracias a la experiencia que he obtenido cada que voy a imprimir, les puedo compartir los siguientes tips para que eviten pasar un mal rato y salgan victoriosos de ir a imprimir a estos establecimientos.Lleva tus archivos listos para imprimir, incluso en formato PDF y a tamaño. Es muy molesto cuando otros clientes se dan el lujo de llevar sus archivos como Dios les dio a entender y los empleados se dedican a arreglárselos y ajustárselos, cuando en realidad, esto es responsabilidad del cl

Ellos=Mujeriegos, nosotras= Hombreriegas!!!

Porque lo prometido es deuda, debo cumplir mi palabra y por ello hoy el tema es hombreriegas, el cual había dejado volando, pero no crean que se me había olvidado sino que no me había inspirado lo suficiente para poder acabarlo, porque en mi cabeza sólo había un tema para tocar que sería la definición de la palabra, aunque podríamos empezar por ahí.Según la Real Academia de la lengua Española (RAE) la palabra hombreriega se define como… ah verdad!! Hahaha no se crean!!! Aquí no somos así de mamones (aunque si la busque por curiosidad, para los que se quedaron con la duda y no existe) pero ya enserio ser hombreriega es como ser mujeriego pero en mujeres (casi siempre haha), o sea que es una mujer que nada mas eso de la monogamia no se le da y cambia a cada rato de pareja y/o tiene más de una pareja a la vez.Algunas personas confunden erróneamente a las hombreriegas con las zorras y cabe decir que son muuy diferentes!!! Por ejemplo, veamos algunas diferencias:1) Las hombreriegas son así…

Dadá #863

Todos tienen algo que esconder excepto yo y mi mono” The Beatles
Pa- Presión atmosférica ∀- Para todo ∃- Existe ⇔ - Sí y solo sí ∴ - Por lo tanto
Neblina
             El peso del vapor se siente en todo mi cuerpo,
                               “Papienso.                          Nos jala hacia el centro.

            Puedo escucharte, mas no te veo... No veo nada.                    Camino hacia adelante, o lo que creo que es “Adelante”,

 [Te veo]

Me miras como si creyeras que yo sé a dónde ir... ¡Zeus! ¡Me miras como si supiera!

     ∀xy⇔xy
                              ∴hay al menos unserhumano en este mundo, AL MENOS UNO,                                                                                                                que sabe caminar.
                                         Gotas de lluvia inconstantes caen en mi ser.                                                               Y ahí se quedan.

                                                                                     …